Daily Archives: mayo 22, 2019

La Número Uno desenmascara las luchas de poder en las grandes corporaciones

No es frecuente encontrar entre los estrenos del verano, films que no sean de factura  hollywoodense. Pero este año tenemos la opción de disfrutar de una cinta francesa, dirigida por Tonie Marshall.

La directora franco estadounidense debutó con el doble rol de guionista y directora con la comedia policial Pentimento (1989). Cuatro años después, repitió la experiencia con Pas très catholique (1994), que obtuvo excelentes críticas en Francia.

Enfants de salaud (1996) fue su tercera película como directora, y estuvo protagonizada por Nathalie Baye.

Pero fue con Venus, salón de belleza (1999) que Marshall se posicionó con fuerza como referente de la industria cinematográfica de Francia, tras obtener tres premios César como Mejor directora, Mejor película y Mejor guión.

En esta ocasión, y tras un receso de tres años, la directora se involucra una vez más en la creación del script y logra narrar una historia de intrigas y luchas por el poder, desde la perspectiva femenina. Se trata de La Número Uno,  protagonizada por Emmanuelle Devos, quien fue nominada tanto para los premios Lumiere como para los César, los máximos galardones de la industria del cine francés, por su destacada actuación.

Devos interpreta el papel de una brillante ingeniera, que ocupa un alto cargo ejecutivo en una importante firma del sector energético. Por sus destacadas credenciales, Emmanuelle Blachey -que así se llama su personaje- es postulada para ocupar la presidencia de la Compañía Nacional de Agua, una de las empresas más grandes de Francia, que se ubica entre las 40 más valoradas en la Bolsa de París.

La competencia por el cargo está plagada de traiciones, intrigas y lealtades traicionadas, y Emmanuelle se ve envuelta en una campaña sucia, en la que todo vale.

Por ser la primera mujer que tiene la oportunidad de ser consejera delegada de una empresa de ese calibre, inmediatamente pasa a ser objeto de interés de un poderoso grupo feminista, que se suma a la campaña. Moviendo los hilos de sus influencias y conexiones, esta asociación apuesta por el triunfo de Emmanuelle e intenta convertir su nombramiento en estandarte de su lucha.

El film deja entrever que la protagonista no tiene mayor interés en la política de género, pero con mano izquierda aprovecha las cartas que le dan para lograr su objetivo

A lo largo de la cinta, se deja sobrada evidencia de la idoneidad de Blachey para ocupar el cargo. Se dibuja el perfil de una profesional capacitada, con un conocimiento técnico intachable y compromiso a toda prueba. Incluso se plantean situaciones que permiten apreciar el talento de Emmanuelle para ganarse la confianza y empatía de sus clientes chinos, con una escena en la cual interpreta canciones sentimentales en mandarín, mientas festejaban la firma de un contrato.

En el ínterin se sumarán obstáculos de tipo personal, poniendo el acento en las barreras que deben enfrentar las mujeres en el aún misógino mundo empresarial, y la dificultad de compaginar una exitosa carrera profesional con la vida personal.

El interés que despierta el complejo mundo de las grandes corporaciones, así como la posibilidad de conocer el funcionamiento de las industrias vinculadas con el suministro de energía, por la creciente preocupación por el uso de los recursos naturales, hace de esta historia un imán que no sólo atañe a los trabajadores del gremio eléctrico, sino al ciudadano de a pie. Cabe plantearse la duda de si en España, un sector tan marcadamente masculino, como los referidos a las instalaciones eléctricas o al suministro de agua, vería con agrado el liderato de una mujer.

¿Podrá Emmanuelle superar los obstáculos? Tendremos que esperar hasta el 6 de julio, fecha prevista para su estreno en cines de España, para averiguarlo.